Testimonios

Vicen Rodriguez - Terapias naturales

Curiosamente conocí a Enric en un curso de formación y solo coincidimos una vez. Enric comentó a que se dedicaba y sentí la curiosidad de saber de que  trataba su trabajo, el me explicó muy amablemente y me dio su tarjeta. Según iban pasando los días sentía que tenía que llamarlo, una y otra vez, que Enric era la persona que me podía ayudar. Así lo hice, me guie por mi intuición y no me equivoque, me siento muy feliz…Enric me hizo ver que era yo la que ponia en mi mente esas limitaciones, que era yo la que estaba predispuesta a que me sucedieran esas cosas, y esa predisposición hacia que cuando hablaba con alguien que me imponía, me bloqueara. Enric a conseguido en 5 sesiones lo que yo no he podido en toda mi vida. Desde el minuto uno me he sentido muy cómoda con él, es muy respetuoso, muy agradable, sensible, empatico y muy profesional.

Para mi no era fácil expresar lo que pasaba en mi interior, el hizo que lo fuera.
Enric es una joya. Lo recomiendo, sin lugar a dudas.


Magda Kurdziel - Traductora y apneísta de competición

Ya ni siquiera recuerdo desde cuando tenía fobia a la sangre, no sólo me desmayaba al ver la sangre, sino que también me provocaba ansiedad pensar en cualquier cosa que mi mente asociara con ella. Tuve una sesión con Enric y fue absolutamente maravilloso. Enric propuso hacer algunos ejercicios de visualización que al principio me parecían ridículos. Yo era bastante escéptica y para ser honesta tenía poca confianza en que pudiera ayudarme. Pero el resultado fue increíble. Después de una sola sesión mi problema desapareció hasta ahora. Enric fue de gran ayuda.
Por otro lado, yo entreno y compito en apnea, donde la parte mental es de gran importancia. Justo antes de una competición importante, debido a varios problemas personales que me estaban provocando mucho estrés, era incapaz de relajarme y durante varias semanas esas emociones estaban afectando negativamente a mi rendimiento.
Enric realmente me ayudó mucho en ese momento importante. Y gracias a él me las arreglé para recuperar mi equilibrio emocional y ganar la competición. Estoy muy contenta de trabajar con Enric y sin ninguna duda lo puedo recomendar como coach.


Mia - Coordinadora de marketing

Tras una separación larga, dolorosa y angustiosa y problemas en el trabajo había perdido toda mi autoestima y mis ganas de ser feliz. Me encontraba en un bajón insuperable y mi vida emocional estaba quemada hasta los fundamentos. Sentía que se me había caído el mundo encima.

Por pura casualidad el destino me cruzó con Enric que ofreció su ayuda. A principio quedábamos en “terreno neutral”. Un bar, un parque, una plaza, todo me parecía bien mientras no se parecía a “ayuda profesional”. Ni siquiera tenía muchas ganas y mucho menos esperanza. No creía que algo más que sólo el tiempo, me podría ayudar a volver a mi “estado emocional normal”. Enric empezó a hacerme preguntas sencillas de análisis que a mi sorpresa, me resultaban imposibles de responder. No sólo me escuchó, sino que me hizo analizarme a mí y a la situación. Me iba guiando en mi propio camino para entender mejor a mí misma. Poquito a poco me ayudó a superar viejos hábitos dañinos y autodestructivos. Las sesiones iniciales se convirtieron en llamadas telefónicas semanales, luego bisemanales, y finalmente mensuales.

Gracias a las sesiones pude recuperar mi bienestar emocional, dormir mejor, quererme a mí misma – y lo que es lo más importante, aprender a gestionar situaciones difíciles en la vida, algo mejor.

De Enric me gustó mucho su profesionalidad. Es un personaje simpático, alegre y tiene muy buen corazón. Pero también cuenta con una mano segura que sin ceder a distracciones te lleva a donde él quiere que llegues.

A principio me resistí bastante porque mi orgullo no quiso ni escuchar. “Que me vas a contar de mí, que yo me conozco mejor que cualquiera”. Estaba tan convencida de mi mala suerte y de que merecía todo lo negativo que me pasaba, por el simple hecho de ser como soy. Y claro, lo bueno que pasa, pues ni lo ves. Enric logró romper con ese estigma que me había puesto yo misma y con el círculo vicioso de la negatividad, con toda la seguridad de un profesional. Me volvió a levantar emocionalmente, lo que hizo posible volver a ser feliz, e incluso a tener nuevos éxitos laborales.


Jordi Ferran - Florista

“M’agradaria saber qui sóc jo realment Enric”…. Així és com comença la nostra història.

Feia temps que això em donava voltes pel cap. Les sessions amb l’Enric van ser deixar de donar voltes al cap i posar-ho sobre la taula. Realment una experiència molt enriquidora. Molts deures per fer i bé d’una sessió a l’altra l’Enric amb poques paraules però ordenant les meves, anava fent que jo fes el meu propi camí. La veritat és que et quedes fotut quan un bon dia….l’Enric diu: Jordi ja pots corre sol…… Però que dius Enric!!!! I així va ser, va considerar que la tasca per la qual ens havíem trobat havia fet el seu curs.
Ara amb el temps i la distància, reconec que és bo el que fa perquè és fàcil sentir dependència del teu coach.

I bé estic fent el meu camí… Per descobrir-me a mi. Content i sense deixar-me de sorprendre del que sóc i del que sóc capaç de fer.


Ana Egea - Terapeuta de Constelaciones Familiares

He tenido 2 sesiones de coaching con Enric, hasta ahora y pienso continuar. Para mi han sido dos experiencias muy reveladoras acerca de mi misma y del momento en el que estoy. Me han ayudado mucho a verme, sentirme,  conocerme, enfrentarme a mis miedos, bloqueos, limitaciones… así como a reconocer mis puntos fuertes y mis dones. También a confirmar mis objetivos. Realmente el proceso me está siendo de gran utilidad.
Enric es una persona con mucha intuición, sensibilidad, empatía, sentido del humor… hace que el proceso fluya. Estoy contenta y lo recomiendo de corazón.


Angeles Sánchez - Auxiliar de geriatría

Tener a Enric de coach me fue de gran ayuda, porque me ayudó a conocerme más a mi misma y a descubrir ese potencial que todos llevamos dentro, que a veces estamos más pendientes de lo que pasa fuera, cuando todo está dentro de nosotr@s, yo recomiendo tener coach, en lo personal y en el trabajo.